Odontologia Clínica

Corona Unitaria

Las coronas son piezas que adheridas a los dientes naturales restauran por completo el color natural y la forma cuando presentan daños  severos. Ellas protegen y refuerzan dientes con grandes daños o después de tratamientos de conductos realizados, los cuales no se pueden restaurar con resinas o amalgamas. Una de sus funciones es reforzar el diente para restablecer la eficiencia de la masticación.

Es posible confeccionar coronas de materiales metálicos (oro y otras aleaciones), o de resina (plástico), de metalocerámica (con una estructura de metal recubiertas de porcelana) o únicamente de cerámica (estéticas). Partes

Ejemplo de coronas de metal y porcelana pura

Cada material presenta un balance de propiedades que limita su aplicación. Los metales proporcionan alta resistencia y poca estética, las resinas estética mediana y baja resistencia y las cerámicas ofrecen buena estética. Las metalocerámicas ofrecen la resistencia del metal con la estética de la porcelana, siendo por eso las más utilizadas. Sin embargo, se sabe que con el tiempo se corre el riesgo de que una retracción de la encía exponga el borde de metal, afectando la estética del trabajo.

Las coronas son muy resistentes y durables, pero puede haber necesidad de cambiarlas después de algunos años. Esta evaluación será realizada por un dentista en su consulta periódica de revisión.

Instalando uma nova coroa

InstalaciÓn de nucleo dentro de la raiz

Dependiendo de la destrucción de la corona, y si hubo tratamiento del conducto del diente, puede ser necesario instalar un núcleo dentro de la raíz. Esta instalación es indolora y tiene como objetivo el refuerzo de  la raíz y la restauración de la estructura del diente para que pueda soportar una nueva corona.

Coroa Unitária